7 Luego me llevó a la puerta del atrio del templo, donde pude ver un hueco en el muro.