26 No nos hagamos vanidosos ni nos provoquemos unos a otros ni tengamos envidia unos de otros.