11 Los necios dan rienda suelta a su enojo,
pero los sabios calladamente lo controlan.