21 Por eso la fama del Señor
se celebrará en Sión,
y sus alabanzas en Jerusalén,