20 para escuchar los gemidos de los prisioneros,
para poner en libertad a los condenados a muerte.