144 Tus leyes siempre tienen razón;
ayúdame a entenderlas para poder vivir.