174 Oh Señor
, he anhelado que me rescates,
y tus enseñanzas son mi deleite.