82 Mis ojos se esfuerzan por ver cumplidas tus promesas,
¿cuándo me consolarás?