3 Has perseverado y sufrido por mi nombre, sin desanimarte.