6 Todo el que no se incline ante ella ni la adore será arrojado de inmediato a un horno en llamas».