18 —¡No, señor mío, por favor! —respondió Lot—.