12 No sean perezosos; más bien, imiten a quienes por su fe y paciencia heredan las promesas.