8 ¡Escucha! Tus centinelas alzan la voz,y juntos gritan de alegría,porque ven con sus propios ojosque el SEÑOR vuelve a Sión.