20 Tu sol no volverá a ponerse,ni menguará tu luna;será el SEÑOR tu luz eterna,y llegarán a su fin tus días de duelo.