12 Luego, para consagrar a Aarón, lo ungió derramando sobre su cabeza el aceite de la unción.