23 —Señor, ¿son pocos los que van a salvarse? —le preguntó uno.