9 —¿Quién eres? —le preguntó.—Soy Rut, su sierva. Extienda sobre mí el borde de su manto,a ya que usted es un pariente que me puede redimir.