26 Si tomares en prenda el vestido de tu prójimo, á puestas del sol se lo volverás: