36 Y cuando la nube se alzaba del tabernáculo, los hijos de Israel se movían en todas sus jornadas: