28 Los renuevos de su casa serán trasportados; serán derramados en el día de su furor.