22 Porque los benditos de él heredarán la tierra; y los malditos de él serán talados.