18 Y tentaron a Dios en su corazón, pidiendo comida al gusto de su alma.