48 y entregó al pedrisco sus bestias, y al fuego sus ganados.