16 En aquel tiempo se dirá a Jerusalén: No temas; Sion, no se debiliten tus manos.