18 El SEÑOR reinará para siempre jamás.