11 En mi corazón he atesorado tu palabra, para no pecar contra ti.