1 La nueva zona del templo
El 28 de abril,
durante el año veinticinco de nuestra cautividad —catorce años después de la caída de Jerusalén—, el Señor
puso su mano sobre mí.