8 Ya no buscarán ayuda de sus ídolos,
ni rendirán culto a lo que hicieron con sus propias manos.
Nunca más se inclinarán ante los postes dedicados a la diosa Asera,
ni rendirán culto en los santuarios paganos que construyeron.