28 Por eso Jesús dijo: