21 Sin duda, la calamidad alcanzará a los perversos,
y los que odian a los justos serán castigados.