20 Escuchen, mujeres, la palabra del SEÑOR;reciban sus oídos la palabra de su boca.Enseñen a sus hijas a entonar endechas;que unas a otras se enseñen este lamento: