Levítico 7:28-38

La porción de los sacerdotes

28 El SEÑOR le ordenó a Moisés
29 que les dijera a los israelitas: «El que ofrezca al SEÑOR un sacrificio de comunión deberá presentar al SEÑOR parte de ese sacrificio,
30 y presentarle también una ofrenda por fuego. Llevará la grasa y el pecho, y mecerá ante el SEÑOR el pecho de la víctima como ofrenda mecida.
31 El sacerdote quemará la grasa en el altar, pero el pecho será para Aarón y sus hijos.
32 Al sacerdote se le dará, como contribución, el muslo derecho del sacrificio de comunión.
33 El muslo derecho será la porción del sacerdotea a quien le toque ofrecer la sangre y la grasa del sacrificio.
34 Porque de los sacrificios de comunión que ofrecen los israelitas, yo he tomado el pecho mecido y el muslo para dárselos, como contribución, al sacerdote Aarón y a sus hijos. Este será un estatutob perpetuo entre los israelitas».
35 De las ofrendas presentadas por fuego al SEÑOR, esa es la porción consagrada para Aarón y sus hijos desde el día en que Moisés se los presentó al SEÑOR como sacerdotes.
36 El día en que fueron ungidos, el SEÑOR ordenó a los israelitas darles esa porción. Es un estatuto perpetuo para sus descendientes.
37 Esta es la ley respecto a los holocaustos, las ofrendas de cereales, los sacrificios expiatorios, los sacrificios por la culpa, los sacrificios de ordenación y los sacrificios de comunión.
38 El SEÑOR se la dio a Moisés en el monte Sinaí el día en que mandó a los israelitas presentarle ofrendas en el desierto de Sinaí.
California - Do Not Sell My Personal Information  California - CCPA Notice