2 En aquellos días, yo, Daniel, había estado en duelo durante tres semanas completas.