8 Entonces midió el vestíbulo de la puerta, hacia el interior, y tenía una caña.