2 Y traeré angustias a Ariel, y será una ciudad de lamento y de duelo; será para mí como un Ariel.