8 Pero yo buscaría a Dios, y delante de Dios presentaría mi causa;