21 La necedad es alegría para el insensato, pero el hombre inteligente anda rectamente.