24 pues después de mirarse a sí mismo e irse, inmediatamente se olvida de qué clase de persona es.