28 También llevaban suficiente cebada y paja para los caballos reales en los establos.