17 pero la nación que rehúse obedecerme será arrancada de raíz y destruida. ¡Yo, el Señor
, he hablado!».