24 Él quita el entendimiento a los reyes,
y los deja vagando en un desierto sin salida.