3 Entonces él le devolvió el dinero, y ella dijo:
—Ahora consagro estas monedas de plata al Señor
. En honor a mi hijo, haré tallar una imagen y fundir un ídolo.