12 Cuando los justos triunfan, todo el mundo se alegra.
Cuando los perversos toman el control, todos se esconden.