8 Habla a favor de los que no pueden hablar por sí mismos;
garantiza justicia para todos los abatidos.