22 Al amanecer, se escabullen
y se meten en sus guaridas para descansar.