4 Entonces invoqué el nombre del Señor
:
«¡S
, por favor, sálvame!».