6 El Señor
protege a los que tienen fe como de un niño;
estuve frente a la muerte, y él me salvó.