12 Al ver a Samuel, la mujer pegó un grito.—¡Pero si usted es Saúl! ¿Por qué me ha engañado? —le reclamó.