2 Así me dijo el SEÑOR: «Hazte un yugo y unas correas, y póntelos sobre el cuello.