21 —De acuerdo —respondió Rajab—. Que sea tal como ustedes han dicho.Luego los despidió; ellos partieron, y ella ató el cordón rojo a la ventana.